Responsabilidad Social Corporativa – RSC

>>>Responsabilidad Social Corporativa – RSC
Responsabilidad Social Corporativa – RSC 2017-07-04T11:30:36+00:00
RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA – RSC

Te ayudamos a implementar la Responsabilidad Social Corportativa en tu empresa. Hoy la innovación y la mejora en las organizaciones pasa por la sostenibilidad en sus tres vertientes, social, económica y medioambiental.

¿Qué es la RSE?

La RSE consiste en la asunción voluntaria por parte de las empresas de responsabilidades derivadas de los efectos de su actividad sobre el mercado y la sociedad así como sobre el medio ambiente y las condiciones de desarrollo humano. La responsabilidad derivada de la actividad empresarial es primordialmente económica y comprende, desde luego, el cumplimiento de las obligaciones legales. Pero también requiere gestionar aspectos que las leyes no pueden determinar en todos sus detalles y todas sus implicaciones: aspectos como las condiciones que permiten el desarrollo personal en el trabajo, el respeto a los consumidores como clientes y como ciudadanos con derechos, la conciliación de trabajo y vida personal, el trato imparcial a las personas en el medio laboral y profesional, el impacto de la actividad industrial en el entorno social y natural, las expectativas ciudadanas sobre la contribución de las empresas a los objetivos sociales (en temas como seguridad, salud, educación, integración, etc.), la I+D+i, la reputación corporativa, la transparencia informativa, la promoción y mantenimiento de la confianza de los inversores.

Las empresas tienen un papel decisivo por su influencia a escala global: pueden ser un elemento positivo para el desarrollo de los pueblos, contribuyendo a crear condiciones para la democracia y el progreso social; pero a la vez transforman (y en cierto modo amenazan) modos de vida e identidades culturales tradicionales, muchas veces favorecen la corrupción política y el estancamiento social y, sobre todo, tienen un terrible potencial destructor del medio ambiente, a veces de modo irreversible.

En este sentido, la RSE supone una innovación y, paradójicamente, una ventaja competitiva basada en el compromiso con la sociedad y el medio ambiente. Se suele decir que la RSE establece un nuevo pacto entre las empresas y la sociedad, el cual pone los cimientos para un crecimiento económico sostenible, incluyente, armónico y respetuoso con valores humanos y sociales.

Oportunidad de innovación

La gestión de la RSE bien entendida es sobre todo una oportunidad para la creatividad empresarial. La responsabilidad ha de ser interpretada por cada negocio y por cada organización, y ello ofrece oportunidades para la innovación, ya que las notas mencionadas (pro-actividad, carácter integral de la política de RSE y diferenciación de la acción social) no configuran más que el marco general para construir un criterio sobre cómo debe implantarse la RSE.

¿Conoces los Stakeholders de tu organización?

Hoy ningún directivo empresarial sensato considera que puede limitarse a responder únicamente ante la propiedad: ha de hacerlo ante las asociaciones sindicales y de consumidores, ante los gobiernos y autoridades, ante los mercados de capitales y sus reguladores, ante los medios de comunicación, ante las organizaciones no gubernamentales. Si no lo hace, los mismos propietarios o accionistas se lo exigirán, ya que esa responsabilidad es parte de la responsabilidad de la gestión. Hace ya varias décadas nació la teoría de los stakeholders para reflejar esa realidad. Las empresas se hallan en una red de interesados, interlocutores o grupos afectados por su acción. Personas y grupos que se juegan algo en el desempeño de la empresa, y que tienen poder para influir en su marcha, independientemente de sus vínculos contractuales con la misma. Todas las personas y grupos que perderían algo si quiebra una empresa, por ejemplo, son stakeholders –trabajadores y sus familias, consumidores, proveedores, administraciones locales, etc. Todas las personas y grupos que pueden influir en la marcha de la misma, son stakeholders –empleados y consumidores, medios de comunicación, ONG, agencias reguladoras, la competencia. Todos los grupos y asociaciones que representan intereses que pueden ser afectados por la operación de la empresa son stakeholders –grupos ecologistas, asociaciones cívicas, grupos de presión, gobiernos-.