CUIDANDO A NUESTRA AMALURRA-MADRE TIERRA

>>CUIDANDO A NUESTRA AMALURRA-MADRE TIERRA
2015 02.09
Muchas veces sentimos que nos falta algo en la vida, podemos sentir un anhelo de estar más cerca de la madre tierra. Desde Bikonsulting sentimos que si la humanidad crece, todos debemos llegar a un entendimiento más cercano de nuestro entorno para poder respetarlo, cuidarlo y vivir en armonía con el planeta y los recursos disponibles.
A finales del 2014, los científicos del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio climático), han presentado el quinto informe de evaluación que muestra que el calentamiento es ya un fenómeno global causado por los humanos.
Desde 1988, en que se constituyó el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), cada vez se conoce con mayor precisión el efecto de la actividad humana sobre el clima.
El cambio climático amenaza con impactos irreversibles, el Quinto Informe de Evaluación del IPCC muestra que el calentamiento es ya un fenómeno global causado por los humanos. El consenso científico sobre el origen humano del cambio climático es casi absoluto.
En cada rincón del planeta se nota el impacto del cambio climático. Pero es en las zonas menos desarrolladas donde sus consecuencias amenazan con ser más dramáticas. Esto es sólo una pequeña parte de las alertas que acaban de lanzar los expertos al mundo.
Para que la humanidad entienda que ya se ha empezado a hacer lo correcto con el cambio climático, falta divulgación científica. Al ciudadano que pasa frío, como ahora, que llega el invierno y las nevadas, no se le puede convencer de una manera simplista de que la tierra se está calentando.
La cuestión es cómo hacer llegar al ciudadano normal, cuyas preocupaciones están tan ligadas a la tierra como saber si mañana va a tener trabajo, poder hacer la compra, que esa situación, que muy probablemente no le va a afectar en lo que le queda de vida, va a influir en sus descendientes. La pregunta es: ¿Sabe algo de esto el hombre de la calle? ¿Nos importa?.
Los datos son claros, la temperatura es ahora más alta que en los últimos diez mil años. El reto que tenemos delante ahora mismo es llegar por un lado al público en general y por otro al tejido industrial/servicios, y poder trasladar a la ciudadanía en números sencillos, tal vez con símiles de nuestro día a día, los parámetros más importantes que se están manejando por parte de los comités científicos del IPCC.
Algunas de las conclusiones del último informe son fáciles de poner en lenguaje cotidiano. El nivel del mar ha sido mucho más alto que ahora, del orden de cinco a diez metros hace unos cien mil años, al igual que ha habido períodos de mucho más frío, pero ahora mismo tres milímetros de subida cada año es un gravísimo problema. No pensemos que, porque nuestra casa esté diez metros por encima del nivel del mar, no nos va a afectar. El ciudadano tiene que saber que, aunque no lo vea, es un problema muy grave.
Pero, aún estamos a tiempo, se reitera en el informe mencionado. Hay suficiente ciencia y tecnología para adaptarse a los efectos del cambio climático y, lo que es más importante, mitigar su alcance.
Pongámonos en marcha y si ya estamos en esta rueda, hagamos una revisión de nuestros hábitos. Tenemos los medios para limitar el cambio climático; las soluciones son muchas y permiten el continuo desarrollo económico humano. Todo lo que necesitamos es voluntad de cambio, y confiamos en que esa voluntad esté motivada por el conocimiento y la comprensión de la ciencia del cambio climático. A estas alturas, me pregunto sorprendida, ¿pero queda alguien por no entender o creerse que el cambio climático es real?
Debemos ser conscientes de nuestras actividades e impactos ambientales y ser consecuentes con ello. Puede parecer que uno individualmente no representa un porcentaje significativo para el indicador global, pero como dice el refranero popular, un grano no hace el granero pero ayuda al compañero, y con grata sorpresa, cada vez somos más los que nos preocupamos por el entorno, por el impacto de nuestras actividades, .. ¿Cómo no va a ser importante la suma de las acciones de todos los individuos y colectivos que reducimos el impacto ambiental de nuestras actividades? Es parte del Bien Común pensar en qué impactos tendrá mi actividad, profesional o de ocio, es socialmente responsable pensar que impacto tendrá mi consumo al otro lado del planeta. Me recuerda al concepto del efecto mariposa dentro de la teoría del Caos (el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo-proverbio chino).
Por otra parte, señalar que el acuerdo logrado en la última Convención de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, aunque sea poco ambicioso al no establecer para las grandes potencias reducciones de emisiones obligatorias, puede ayudar mucho a romper barreras y prejuicios, y a ponerse en marcha para lograr los objetivos a largo plazo, que son los que realmente importan.
El acuerdo en sí mismo hará a los países más responsables y más conscientes de la urgencia de enfrentarse al cambio climático, y también de que hacerlo quizá no sea tan caro como algunos dicen. Y esto puede generar una dinámica positiva que, si no al límite de los 2°C, incremento establecido como objetivo, quizá nos permita llegar a evitar la catástrofe ambiental y ética a la que nos conduce el escenario actual.
En este sentido, confiamos en que también nos ayude a los residentes españoles a entender mejor el problema y nos haga más conscientes de la necesidad de decidir con rigor científico y consenso social nuestras estrategias de reducción de emisiones y de adaptación frente al cambio climático.
Conviene recordar, que muchas de las personas más vulnerables al cambio climático apenas han contribuido y contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero. Es inseparable del pensamiento del bien Común, preocuparse por el impacto de nuestra actividad, evitando que los receptores de nuestro consumo-actividades-impactos sean los más desfavorecidos y los que menos han contribuido a las emisiones que tanto nos preocupan.
Nos queda sobre la mesa el reto de ponernos en acción y respetar el equilibrio de nuestra actividad y los recursos disponibles. El informe mencionado nos avisa, debemos prepararnos para adaptarnos a un clima más cálido, con menos agua en España, y con mayor frecuencia de eventos meteorológicos extremos. Lo dicho, cuidemos nuestra AmaLurra/MadreTierra.
Parafraseando a Victor Frankl, nuestro biko-éxito podrá medirse en la dedicación a una causa en donde el resultado sea mayor que para uno mismo, el bien común, aplicado en su amplio espectro.
Hasta la próxima.
Fuente:
http://internacional.elpais.com/internacional/2014/12/14/actualidad/1418588250_011625.html
http://elpais.com/elpais/2014/11/12/ciencia/1415809849_052747.html
Foto: http://ep01.epimg.net/elpais/imagenes/2015/01/14/ciencia/1421258521_866105_1421259258_noticia_normal.jpg
Rakel Garcia
Consultora por el Bien Común, PRL, RSC y MA
2015-02-11T14:30:00+00:00