El secreto de la felicidad… LABORAL!

>>El secreto de la felicidad… LABORAL!

 

El secreto de la felicidad laboral: disfrutar del trabajo, buen ambiente y buenos compañeros

Reproducimos íntegro el post de Compromiso RSE porque no tiene desperdicio. Lo que desde BIKOnsulting estamos proponiendo desde que comenzamos y en lo que creemos, por eso hemos dado un giro a nuestras vidas laborales y aquí estamos viviendo, respirando, conciliando, riendo, disfrutando de nuestra consultoria. ¿Te unes a nosotros?

Para casi 8 de cada 10 trabajadores españoles un mayor cargo directivo y el salario que conlleva no son sinónimos de mayor felicidad si no están respaldados por otros factores. Hasta hace unos años, ser feliz en el trabajo era sinónimo de alcanzar un gran puesto de trabajo y una alta remuneración económica que compensaran todos los esfuerzos y sacrificios que las mayores responsabilidades traen aparejadas.Sin embargo, la tendencia ha cambiado en los últimos tiempos y ya existen muchas voces que disienten de esta afirmación. Fundación Adecco ha elaborado un informe para saber qué no hace felices en el trabajo.
El dinero no da la felicidad. Parece que el dicho se cumple, según los resultados del informe de Adecco para casi el 80% de los trabajadores españoles (el 78,7%) un mayor cargo directivo y el salario que conlleva no son sinónimos por si solos de mayor felicidad laboral. Deben traer consigo otros factores mejor valorados. Porcentaje que aumenta hasta el 81,4% en el caso de las personas encuestadas que están desempleadas.
Aunque los más jóvenes discrepan. Ellos piensan que la felicidad laboral sí viene determinada por el sueldo. Por edades, en cambio, son los jóvenes –con y sin empleo- quiénes creen que la felicidad en el trabajo, aumenta al obtener un mejor cargo y responsabilidades y más sueldo. La asociación dinero y felicidad también es más frecuente en los hombres. Por sexos, son los hombres en mayor medida que las mujeres, quiénes así opinan.
Una muestra más de la relevancia que tiene el ser feliz en el empleo hoy en día es que más de la mitad de los españoles (59,7%) estaría dispuesto a cambiar una parte del salario por mayores índices de felicidad laboral. Precisamente son los varones con estudios superiores y con empleo quienes, en mayor proporción que el resto, sacrificarían salario en beneficio de felicidad laboral.
¿Qué nos hace felices en el trabajo?
Los españoles encuestados indican que el secreto de la felicidad laboral tiene que ver con disfrutar del trabajo que se realiza (38,8%) seguido de contar con un buen ambiente de trabajo y buenos compañeros (17,5%). Al llegar al tercer factor más importante, existen diferencias entre quienes actualmente trabajan y las personas desempleadas. Para los primeros, el tercer motivo de felicidad laboral lo constituye el salario (13,3%) mientras que para los desempleados es la estabilidad laboral lo más importante para ser feliz (17,4%) tras los dos primeros factores.
Respecto al año anterior, disminuye notablemente la necesidad de un buen ambiente laboral y
buenos compañeros pues hace doce meses era el 20,7% de los trabajadores quién lo consideraba
un factor clave. Por el contrario, aumenta la importancia de disfrutar del trabajo que se realiza
(38,7% hace doce meses). Por sexos, los hombres que trabajan, en mayor medida que las mujeres, consideran que para ser felices en el trabajo se necesita principalmente disfrutar del trabajo, mientras que las mujeres, en mayor proporción que los hombres, le dan más importancia a la estabilidad laboral.
Igualmente, las personas con estudios superiores que trabajan, en mayor medida, creen que es necesario disfrutar y realizarse personalmente para ser felices en el trabajo, mientras que los que tienen estudios básicos le dan más importancia a tener un buen ambiente laboral. Por último, si analizamos los datos por grupos de edad vemos que mientras que los encuestados más jóvenes que no trabajan y los que tienen estudios superiores consideran, en mayor proporción, que es necesario disfrutar y realizarse personalmente para ser felices en el trabajo, los de mayor edad y con estudios básicos, sin embargo, le dan más importancia a la estabilidad y a tener trabajo.
Estabilidad antes que felicidad
Cuando se coloca en la misma balanza estabilidad laboral o felicidad en el trabajo, es la primera quién más peso adquiere, tanto para quiénes ya están trabajando como para quiénes no cuentan con un empleo. Así lo afirma el 71,3% de los trabajadores en activo y el 73% de los parados, que anteponen estabilidad a satisfacción laboral aunque conlleve malestar en el trabajo. Tanto es así que un 62,8% de los encuestados cree que no dejaría su puesto de trabajo actual aunque no fuese feliz en él, pues la situación del mercado laboral es delicada. Si bien es cierto que esta proporción ha disminuido en el último año, cuando se situaba en el 66,7%.
A medida que disminuye el nivel de estudios de los encuestados que trabajan, aumenta el porcentaje de estos que indican que, aunque no sean felices, no se atreven a dejar su trabajo actual debido a la situación del mercado laboral. Además de estos, las mujeres, en mayor medida que los hombres, declaran que no se atreven a dejar su trabajo actual por la misma razón. Es más, un 60,2% de los trabajadores opina que no sería más feliz que ahora si cambiara de profesión (a medida que disminuye la edad de los consultados, aumenta el porcentaje de los que aseguran que un cambio en estos momentos podría aportarles mayor felicidad). En cambio, a casi 6 de cada 10 (56,4%) sí les gustaría cambiar de funciones dentro de su compañía y lo ven como una opción para aumentar su felicidad laboral.
¿Son más felices los emprendedores?
Cuatro de cada diez encuestados por Adecco (40,9%) creen que serían más felices si emprendiesen su propio negocio pues podrían organizarse su tiempo y dedicarse a una profesión que les gustase; sin embargo, un 37% cree lo contrario ya que el emprendimiento conlleva demasiadas obligaciones y/o responsabilidades. El restante 22,1% no sabe si sería más o menos feliz que ahora. Cuando se les formula la misma pregunta a los desempleados, el 45,8% cree que emprendiendo sería más feliz, un 31,8% piensa que no sería así y el otro 22,4% está indeciso. Son los hombres (tanto los que están empleados como los parados) en mayor medida que las mujeres quienes afirman que serían más felices llevando su propio negocio.
Alemanes, nórdicos y suecos se perciben como más felices que nosotros, pero casi el 85% no quiere salir fuera
Muchas son las recomendaciones de la Unión Europea a España sobre materia de empleo, especialmente en los últimos años. Una de las reivindicaciones más sostenida en el tiempo es la que hace referencia a la racionalización de horarios en el trabajo. Para el 81,6% de los encuestados aumentaría su felicidad si pudiesen disfrutar de una mayor racionalización de los horarios similar a la europea y contar también con la posibilidad de teletrabajar.
Sobre la opción de trabajar fuera de España, el 15,2% piensa que esto le reportaría mayor felicidad, sin embargo, el 84,8% de los encuestados cree que es más feliz trabajando en nuestro país y no querría tener que salir fuera. Este porcentaje crece cuatro puntos porcentuales con respecto a la encuesta anterior cuando era el 80,8% de los españoles quien se declaraba feliz por trabajar en España. De los españoles que preferirían irse a trabajar fuera porque creen que serían más felices, el 2,3% elige como opción para trabajar Estados Unidos, seguido por Ingla-terra (1,8%), los Países Nórdicos (1,7%), Francia (1,3%) y Alemania (1,2%).
Por edad, son los más jóvenes los que piensan que serían más felices trabajando fuera de España mientras que por sexo, son los hombres quienes en mayor medida que las mujeres, así lo afirman. Comparándonos con el resto de nuestros homólogos europeos, el 66,7% de los españoles con empleo cree que no hay trabajadores más felices que nosotros, aunque esta marca disminuye hasta el 45,3% cuando responden las personas en paro. En cambio, para los encuestados que piensan que hay trabajadores más felices que nosotros (33,3% de los que trabajan y 54,7% de los parados) son los alemanes, los nórdicos y los suecos quienes creemos que son más felices en sus empleos.

Texto: Compromiso RSE.
Fotografía: Grupo ONE
Autor: Javier Goikoetxea

2014-04-01T15:39:00+00:00