Este mundo se ha parado, cuando yo lo que quiero es que llegue a su fin…

>>Este mundo se ha parado, cuando yo lo que quiero es que llegue a su fin…


http://www.lapatria.com/descubriendo/la-nasa-busca-por-todos-los-medios-desmentir-el-fin-del-mundo-21463

Comienzo por dejar muy claro que defiendo los días de vacaciones con uñas y dientes a pesar de que llevo 10 años en que, salvo en un par de ocasiones las he disfrutado y no todos los días. Pero bueno, este es mi problema (autónomo pasándolo crudo), no generalicemos. También entiendo que hay mucha gente en mi situación y peor, además de que no todo el mundo coge un mes entero de vacaciones y mucha de la que está de vacaciones es de manera forzosa es decir, en el paro.
Dicho esto y al hilo de la reflexión y que da título a este artículo,  me hago alguna que otra pregunta.
¿Es normal que con la que está cayendo un país se pare? ¿Por qué no tomamos el “toro por los cuernos” como los forcados portugueses, (un guiño para ellos ahora que parece que estar en contra de matar toros está de moda)  y desde las instituciones se hace lo posible por demostrar lo positivo que sería que partiéramos y escaláramos las vacaciones de manera que el país siguiera funcionando?
http://noticias.uol.com.br/album/album-do-dia/2015/07/10/imagens-do-dia---10-de-julho-de-2015.htm#fotoNav=18
¿Por qué en otros países de Europa, aunque incluso tengan más días de vacaciones  que en España, los trabajadores normalmente no suelen disfrutar más de 15 días de vacaciones continuadas y el resto las disfrutan durante el resto del  año? Luego, cuando el mundo comience a girar de nuevo, escucharemos frases del tipo de, “…estaba deseando que se acabaran las vacaciones”, “…en este mes de Agosto he trabajado más que otro cualquiera”, “…creo que tengo síndrome post-vacacional”, etc.
Es fácil entender que las vacaciones suelen ir en función del descanso estival de los centros docentes, es decir, en función de las vacaciones de nuestros hijos, pero señores ¡que tienen casi tres meses!
Algunas empresas trabajan en Agosto porque son del sector turístico o porque tienen una cartera de pedidos que no pueden cubrir el resto del año. A nivel institucional se mira la forma de salir de las crisis analizando solamente el factor económico, más exactamente el dinero. Quito de aquí para ponerlo (o no ponerlo) allí, lo movemos de forma que las cuentas nos salgan. Prohíbo el gasto en algunas cosas y lo impongo en otras en base a impuestos. Prohibir o imponer en lugar de educar y luego así nos va. Creo que cualquier gobierno, local, regional o estatal que apunte una de sus líneas de trabajo en esta dirección, va a tener un éxito importante en el impacto económico de su territorio.
He navegado en bastantes estudios y artículos sobre este asunto y el resumen que se puede hacer es que en general los países que mejor van económicamente, coincide que  son países donde la actividad baja en Agosto de manera poco notable, donde es muy extraño que una familia se tome 30 días seguidos de vacaciones y lo que hacen es repartirlos durante el año cogiendo 15 días seguidos como máximo. Resulta también “coincidente” que los autónomos de aquellos países  sufren mucho menos en meses como este en el que estamos.
No sé por qué en éste país pasa esto, quizás sean reminiscencias de un pasado muy poco lejano. Pasado donde después de que el “cabeza de familia” trabajara 12 y 14 horas diarias, incluidos sábados, en diferentes empleos y con familia numerosa de mujer y 19 hijos metida en el seiscientos de turno, embutiendo al abuelo y la jaula del jilguero, se iba todo el mes de Agosto de vacaciones. En aquel entonces “el movimiento” nos hacía ver que eso significaba progreso y estoy seguro que ahora también habrá mucha gente que piense que poder tomarse un mes seguido de vacaciones es progreso, pero permitidme que yo lo dude.
PD. Perdonadme el cabreo, pero este mes estoy trabajando y no hay manera de dar palo al agua. El mundo se ha parado y yo tengo que pagar además de otras muchas cosas mi recibo de autónomos de Agosto y el de Septiembre por adelantado (“sólo” 520 euros).
Ojalá un nuevo mundo llegara en Septiembre, en lugar de que éste en el que estamos arrancara.
Javier Goikoetxea
Consultor Organizaciones EBC
2017-02-28T15:58:48+00:00