Título:

BIKOmpost, Proyecto para la reutilización y reciclado de residuos orgánicos en Euskadi

Descripción:

La reutilización y reciclaje de residuos orgánicos es todavía una asignatura pendiente, pese a la necesidad de avanzar en estas prácticas para reducir su impacto ambiental. Los residuos orgánicos generan una gran cantidad de lixiviados, acrecientan la emisión de gases y, tal y como se gestionan ahora, conllevan unos costes económicos muy elevados. La situación es, del todo, insostenible.

La Comisión Europea no solo es consciente de esta realidad, sino que ya presentó un mandato para marcar un punto de inflexión. La Directiva 2018/851 aprobada el 30 de mayo de 2018 establece modificaciones fundamentales en cuanto al tratamiento de este tipo de residuos que los países de la UE deberían de poner en marcha con el horizonte puesto, a lo más lejos, en 2035. Los objetivos son:

  1. Potenciar la recogida de biorresiduos con vistas al compostaje y la digestión de estos desechos.
  2. Potenciar el tratamiento de los biorresiduos.
  3. Promover el uso de materiales seguros producidos a partir de biorresiduos.

También en España, la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados establece un artículo específico, el número 24, que insta a las administraciones a la promoción de programas de gestión de restos orgánicos para impulsar:

  1. La recogida separada de biorresiduos para compostaje o digestión anaeróbica.
  2. Compostaje doméstico y comunitario.
  3. Tratamiento de biorresiduos recogidos separadamente.
  4. El uso del compost seguro producido a partir de biorresiduos en el sector agrícola, la jardinería o la regeneración de áreas degradadas.

Dentro de ese marco, Euskadi cuenta con el Plan de Prevención y Gestión de Residuos de la CAPV/2020, que a su vez se desgrana en hojas de ruta para los tres territorios. El propósito fundamenetal es conseguir la reutilización y reciclado del 65% de estos restos para 2025, además de aprovechar este objetivo para potenciar la inserción laboral de distintos colectivos gracias a los nuevos puestos de trabajo que se crearían en la consecución y consolidación del reto.

¿Cuál es entonces el problema? Que los mandatos legales todavía no han pasado del papel o, si se han empezado a ejecutar, ha sido de manera muy superficial. Y el tiempo corre.


Qué nos motivó:

La reutilización y el reciclaje de residuos orgánicos forma parte intrínseca del reto de BIKO de impulsar la transición hacia un modelo económico, social y medioambiental al servicio de las personas y el planeta. Más allá de leyes y directrices, las razones que fundamentan la reutilización y reciclado de residuos orgánicos son más que suficientes por sí mismas para dar un golpe de timón.

Por eso BIKO propuso al Gobierno Vasco, dentro de la consecución de su Plan, la creación de un proyecto que nos permita llegar a 2025 con los deberes hechos. El trabajo realizado dio lugar a BIKOmpost.


Labor realizada:

La iniciativa se gestó entre noviembre de 2018 y enero de 2019 mediante encuentros con diferentes organizaciones expertas en el sector para analizar las propuestas de reutilización y reciclado puestas en marcha en otros lugares y definir el mejor proyecto posible para Euskadi, dentro de sus objetivos de gestión de residuos orgánicos y generación de empleo.

Fases:

  1. World Café, para conocer las inquietudes y propuestas de las organizaciones invitadas a proyecto. Resultado: batería de propuestas y consolidación del «Grupo de Contraste».
  2. Mapeo de iniciativas, para conocer el estado de la materia en Euskadi, España e internacionalmente. Resultado: base de datos con más de 100 iniciativas identificadas.
  3. Consulta a particulares, autores clave del proyecto, con reuniones y encuentros a título individual. Resultado: información de detalle para la definición de la intervención.
  4. Análisis documental, para conocer fundamentalmente el marco legal.
  5. Segundo World Café, para presentar ante el «Grupo de Contraste» la propuesta de intervención. Resultado: feedback y últimas incorporaciones al programa.
  6. Elaboración de la memoria técnica, que sintetiza todo lo trabajado en las fases previas con una propuesta final para su ejecución.

Este proceso nos permitió permitió concluir que el segmento de los «grandes productores» (hostelería, comedores…) es el más susceptible para generar un mayor impacto por la cantidad y densidad de materia orgánica producida. Vimos también que si la Diputación de Álava cumple su compromiso de crear una planta de compostaje específica para procesar estos restos, podríamos potenciar mucho más fácilmente la inserción laboral de colectivos desfavorecidos, aunque que se construya o no no impide dar los primeros pasos.

Y así nació BIKOmpost: un proyecto de inclusión social en el que se seleccione en origen la materia orgánica desechada por grandes productores y se composte bien para su utilización en agricultura o para otros usos como jardinería y rehabilitación de espacios degradados.

La idea es ofrecer servicios de recogida de materia orgánica a dichos grandes productores y entregarlo a agricultores, a quienes se les podría plantear un amplio catálogo de servicios: podría entregárseles solo los residuos, o también realizar el proceso de compostaje in situ, o incluso ofrecer el reparto del compost en los campos como una prestación añadida. Así conseguimos:

  1. Activar la recogida selectiva a grandes productores.
  2. Cubrir la necesidad de compost de calidad.
  3. Minimizar los costes de inversión, al no haber necesidad de construir una planta de compostaje en esta fase inicial.

Además, nos gustaría que esta propuesta se complementara con la formación de «maestros compostadores», ya que actualmente es una clara carencia, e incluir la investigación como un componente esencial y transversal para optimizar el proceso.

Creemos en las posibilidades de BIKOmpost y confíamos en que el trabajo realizado no quede en saco roto. En este momento estamos pendientes de la realización del estudio de detalle de esta iniciativa, el paso clave para la ejecución de un proyecto piloto.

Impacto Social
  1. Conversión de viejos nichos de mercado y nuevas oportunidades laborales para colectivos con dificultades.
Impacto Medioambiental
  1. El ahorro de recursos al transformar la materia orgánica en compost.
  2. Mejora de la calidad de los suelos gracias a este compost seguro y de calidad.
  3. La reducción de los biorresiduos en depósitos controlados y plantas.
  4. La disminución de la emisión de gases implicados en el efecto invernadero.
Impacto Económico
  1. Llevar los residuos orgánicos a vertederos o a plantas ocasiona un canon de residuos. Destinando esta fracción a compostaje o a digestión anaeróbica, se reducen e incluso se eliminan.

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Este Proyecto Transformador contribuye con los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible:

1. Fin de la Pobreza 3. Salud y bienestar 6 Agua limpia y saneamiento 8 Trabajo decente y Crecimiento económico 9. Industria, Innovación e Infraestructura 11. Ciudades y Comunidades Sostenibles 13 Acción por el clima 14 La vida submarina 15 Vida de ecosistemas terrestres

Cliente:

Gobierno Vasco

Dónde:

País Vasco (España)

Año:

2018 – …

Colaboradores:

  • A&B Laboratorios
  • Aclima
  • Ayuntamiento de Hernani
  • Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz
  • Bicomposting
  • Bionekazaritza
  • Bizkaihumus
  • Cáritas-Coopera
  • Diputación de Álava
  • Diputación de Gipuzkoa
  • EGIBIDE
  • GARAPEN
  • Lantegi Batuak
  • Larrabetzu
  • NEIKER
  • Newen
  • Saiolan Compo GS
  • Slow Food+Huerta Esmeralda
  • Sustraiak
  • Tolosaldea Garatzen

Categorías:

  • Acompañamiento
  • Dinamización
  • Formación

Imágenes del Proyecto: